mejorlavidasimple

mejorlavidasimple

martes, 17 de enero de 2017

logras que

no era fácil
tampoco difícil,
no era.
y lo has logrado
porque no era
ni tuyo ni de nadie,
ni asta ni ala,
ni remo ni ancla.


ha sido necesario
esperar otro enero,
deshojarlo
destriparlo
disecarlo.
poner al sol helado el cuero arrancado,
teñirlo de impaciencia,
curtirlo en otras manos,
diez uñas pintadas
en la tienda china de la esquina.
tú sabes
de qué hablo,
yo sé
de quién hablo.


aún así
lo has logrado.
y ahora
bajas bien los peldaños,
dejas pasar el tiempo,
tienes lleno
de propinas el cuenco.
ahora
quedan detrás las bocas,
esas otras cosas
que a un ser humano mundano
que a todos y a nadie
nos agrietan la carne,
nos revuelven la sangre
nos oscurecen la cara,
que inyectan un tipo de savia, propio
de la rabia.


pensándolo
aquí y así,
no era fácil,
porque
no hace mucho
eras la huella que rompía la acera,
marcabas los muros con letra pequeña.
eras el músculo
que creía eternas sus fuerzas.
creías
que las sombras
pasarían de largo,
pero las sombras quedan
y las fuerzas
cesan.


toca crecer
bajo un cielo apagado,
palparnos el cuerpo,
acostumbrarnos.
cruzarnos
por calles inocentes
sin rozarnos.
yo aliviando la culpa
de no tener el valor
para lograrlo.
se trata del olvido más simple
de vivir separados
de todo lo que no soy
por no estar a mi lado.


no era fácil
pero tú,
lo has logrado.
quedan las mismas moscas
lamiendo
la grasa del plato.
el mismo marco del cuadro
la mariposa
el alfiler,
la cena puesta.

el precipicio del ruido
y el código d
el mundo
donde no somos

pero sí existimos.
quedan
los ajos colgando en la despensa,
la vejez que apremia.
queda
una cosa que no logras,
una cosa,

y no vas a saberla.




No hay comentarios:

Publicar un comentario