mejorlavidasimple

mejorlavidasimple

miércoles, 11 de enero de 2017

continuaciones

es la continuación
y falta
el mismo par de segundos de antes,
falta la mancha limpia sobre el lomo del estiércol que acaricias,
falta el faro, el alquitrán,
el dedo que aleje del puerto el barco que vigila.
falta

una sola mirada fluida
la mía,
y un almacén de quejas, de tuercas, de afonías.
falta borrar la carga, las despedidas ácidas, todas fingidas.
falta un columpio
falta mecernos sobre la cobardía

en puertas de embarque
en líneas de salida,
mecernos sobre las huellas vertidas en estaciones de metro vacías.


la segunda vez
te dije que te quedaras,
la primera
no dije nada


faltan
destellos de oscuridad en esa claridad carbón de la avenida,
falta el reflejo del afecto inesperado
el ojo que golpea
la mano que calienta
la boca que pinta los párpados con esencias.
falta
beber el ungüento del único ángel sin cuerpo,
encontrar al ermitaño,
a la viajera experta que sepa suavizar el hedor del engaño,
que sepa calmar la sed de la manada,

la hinchazón de los ganglios, el pus de la ventana,
que sepa controlar el sudor que empapa las piernas ligadas.


la tercera vez
te dije que te marcharas,
la segunda
que te quedaras.


y falta
una pomada en las tardes que vienen con su aguja clavada.
no hay soga,
y sin embargo me paro
sin darme cuenta que la correa está suelta.
me levanto
me distraigo
me enciendo
me calmo
me atraganto,
nombro las cosas rotas que escondo entre la ropa,
oigo el murmullo del nodo
y creo
ver la luna en el fondo.


faltarán siempre
dos puntos importantes para decirlo todo,
para lamer el lodo
para escapar desnudos por el barrio hasta alcanzar la puerta del teatro,
allí,
se abre el telón
y entramos nosotros,
sin público
sin aplausos
sin ganas de amarnos.


conozco el aliento de la cuchilla
la nuca fría,
no hay sangre ni daño, sólo un falso presagio.
conozco la poca solvencia que hoy tienen mis pechos,
el escaso valor de los abrazos hechos.
nos olemos,
nos ladramos
nos queremos curar ambos del pasado.
son los restos de verdura lo que vamos pisando.


faltan
acentos para entender qué ocurría si cruzásemos flujos
si vibrásemos juntos
si quedásemos en sombra ente los juncos.
qué se pudra el amor sin recursos.


la próxima vez
te diré que me esperes,
que estoy a punto de llegar,
que quiero verte
y después,

volveré a perderte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario