mejorlavidasimple

mejorlavidasimple

domingo, 27 de noviembre de 2016

el mar y los lobos

me da igual que estés como un lobo a mi espalda
que llames a otros lobos
que vengáis a buscarme
y habléis entre vosotros,
que habléis y juzguéis
como soléis hacer
con esa ironía de máquina
y esa seguridad pringada de amenazas,
con esa superioridad que dan los oídos las bocas
que os aclaman,
y ese olor a fiera liberada.


me da igual veros cerca,
la saliva
cayendo en hilos por los bordes negros del hocico,
mostrando los colmillos amarillos
las puntas de los dientes que marcarán mi piel de puntos rojos y continuos.
me da igual que vengáis a rasgar
lo que hago
lo que puedo sola romper con mis manos
lo que trituro
lo que planto en el jardín donde mueren los pájaros que caen por el tejado.


ya sabes lo que pienso de ti
de ellos
del mundo que custodian
como sapos en barro desde el borde de sus charcos,
como cabezas locas de ganado en un cuerpo extraño,
como vampiros de clínica estética.
lo que pienso
de sus años de experiencia
en la búsqueda falsa de un nombre y una letra,
de la fama del bar
del talco perfumado
del cine y el tabaco
de una buena silla en un cubículo de prestigio pero cerrado
de un tocado que favorezca sus rasgos,
de un destino que dicen, han logrado luchando.


me da igual
que rondéis como sanguijuelas las paredes del barrio
la piel pobre
las mejillas rosas
las boinas
los sueños que tienden en el balcón los quijotes con pinzas rotas,
porque no lograréis
una gota de sangre que cuaje en vuestros planes
que os sirva de escudo de lanza
que os otorgue paz valor confianza.
no caben
ratas en estas cloacas
que quieran enseñar a un corazón de niño algo que no sea
vivir con pasión, incluso,
la propia náusea.


me da igual que vengáis a buscarme
y habléis entre vosotros,
soy un topo
sé vivir bajo tierra
sé imaginar la luz, aunque no la tenga.
y me sobras
tú y ellos, tú y las palabras
los libros gruesos, las mil páginas,
las grandes lecciones de la historia
las armas
las sabidurías poderosas y abstractas.

yo sólo llego a lo concreto
a las cosas de todas las casas
a dejar la miel para quien la trabaja
a lo poco que tengo después de la batalla.


por eso
me da igual
que mires a otro lado,
que miréis todos juntos y abrazados al otro costado,
que creéis manada
enjambres de siervos
grupos de almas postradas,
yo no voy hacer lo que mandan.
yo pertenezco a la sal
a esa profundidad donde se aprende
que de principio a fin,
nadie,
y menos, tú y ellos,
sabe

en este mar
cómo se nada.





 

No hay comentarios:

Publicar un comentario