mejorlavidasimple

mejorlavidasimple

sábado, 11 de junio de 2016

la cornada

no caben más horas cómo ésta,
no es tristeza lo que viene
fue tristeza lo que hubo antes
lo que queda,
pero puedes ponerle otro nombre,
llámalo como quieras.


el tallo de la flor carnosa
es punzante,
entra entero por la espalda al pecho
y se abre,
y se hace hambre o silencio.
y cuando la debilidad es muda
pasas noches completas
dentro del agua
flotando como una niña en la bruma,

y cuando oyes tan cerca
las risas del otro
caes por el lado empapado del otoño.


dentro del parque
los árboles te alcanzan,

atan con sus ramas tu escapada,
es verte y saber

que en tus hombros cansados
no descansan las manos.
verte y saber

que por miedo al invierno
has cedido tu cuerpo ligero al fuego.
y ya no es tuyo,
lo has entregado al humo
a las brasas
al dulce caos humano que lo reclama.


te inclinas sin disimulo y paras,
pero nadie se percata,
el día está lleno de gente que se inclina y anda.
tienes tu calma abierta
en esta escena que muere sin reglas

bajo un sol de tormenta.
y recuerdas que debes todavía
cerrar las grietas,
coser las velas,

curar las costras de las últimas bromas
cuando al final
quedan las telas sucias y desiertas,
cuando la vida es encontrar la estrella fugaz
con quien poder dormir

y quizás soñar
sin estar alerta.


todos creen que es un día normal
pero no habrá otro desastre como éste
ni otra fortuna.
todo lo que venga será diferente.
la hoja del calendario no se detiene.
por ahora

no serás derrumbada ni derrotada,
es sólo una nueva cornada,
y está vez,
perfectamente dada.



No hay comentarios:

Publicar un comentario