mejorlavidasimple

mejorlavidasimple

jueves, 14 de abril de 2016

Tu Valor

No le vales.

la bruma del mar se esconde
y no le vales,
los hombres se arrastran por granos de arena
hacia una miga de pan salada,
aúllan con ganas de ser,
con hambre de alguien.

alguien
levanta la cabeza
se yergue sobre piernas rectas,
pisa con fuerza los cangrejos hundidos,
pisa los destellos del cuarzo fundido,
pisa las tortugas lentas
que atraviesan la acera y no alcanzan nunca
ni el mar ni la tierra.

alguien erguido,
querido,
al menos,
eso ha escrito él mismo en el tejido de su camisa cara y azulada,
parece que otros le rozan,
nadie le toca,
no le llegan los besos regalados a su piel de cristal de murano,
no le llegan las llagas,
no le llegan tus manos,
no le llega la rabia,
no le moja el llanto.

alguien espanta los gusanos,
es un caballero de ajedrez bravo,
planta sus cascos sobre todo lo blando,
se lleva a la boca el mundo,
el universo entero con todas sus costumbres y difuntos,
pero
no le vales,
porque eres mantequilla derretida en la rebanada partida.

alguien
no aprecia el perfume humano de la duda o el miedo,
ni el sufrimiento limpio,
ni las sonrisas viejas,
ni la turbia agitación del alma que no sabe porque ella no es aquel o aquella.
alguien
es tigre de vitrinas,
de estantes,
donde lucen figurillas en cuartos ocupados de barrio asalariado,
barrios donde no hay luz en el ocaso,
barrios sin árboles,
barrios sin pájaros
sus picos no quieren seguir cantando.

alguien no fracasa en las apuestas
sólo alguna vez en la cama por exceso de fuerza,
en las grandes cumbres no pierde la calma,
tiene lo necesario y más
para comprase el cielo con todas sus cartas,
él será siempre el as de la baraja.
alguien
se levanta con sus vicios y se acuesta saciado,
los niños de los otros crecen con mocos
para admirarlo,
las niñas serán guapas entre bálsamos
para amarlo.

para alguien
la tristeza no es digna,
la alegría se conquista,
si tú no lo sabes,
es simple,
no le vales.

rara vez
piensas en su carne aliñada con oro molido de primera prensa,
en tantas y tantas especias
que puede comprar y que luego deshecha recién abiertas.
si tú las tuvieras,
mimarías los cuerpos que buscan futuro entre granos de arena,
incluso,
si un mar intratable les acecha,
si la luna y el sol no existieran,
si un viento de piedras les alerta de que alguien
se acerca.

todos no nacen iguales ante la ley del alguien
y tú no les sirves,
tú eres nadie,
tú te ríes y él,
no lo sabe,
tienes el valor del grande,
el valor las cosas pequeñas, e importantes
que me enseñaste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario