mejorlavidasimple

mejorlavidasimple

lunes, 29 de diciembre de 2014

Imposibilidades de fin de año


Con esa imposibilidad
de recobrar el nombre que acabo de ver,
de llorar el primer paso,
de imaginar el final,
de ocultar la conquista,
de entender que la paciencia quebrada
es la escalera misma.
Con esa imposibilidad
de creer que dejaré detrás de mí
un hombre propio,
que después de ti
habrá una mujer plena,
de aceptar del futuro imperfecto
alguna fuerza.
Con esa imposibilidad
de abrir con tijeras camino a tus piernas,
de rasgar la espalda a la niebla,
de asaltar los espacios que creas,
de buscar el relámpago invicto
que no llega.
Con esa imposibilidad
de quemar
el timbre reservado de tu puerta,
de ahorcar la noche
hasta que con una arcada de ansia
te devuelva.
Con esa imposibilidad
que cubre de musgo las venas,
de hiedras homicidas
y panales de miedo dulce las aceras,
que descansa tranquila en la piel inquieta,
que construye suburbios
donde pierdo a mares mi terca inocencia.
Con esa imposibilidad
de beber de un golpe la temida pena,
de arrancar a la vida una exigua presa,
de resistir la inercia afilada
sin querer arrojarme desnuda en ella.
Con esa imposibilidad
de pedir en los parques
el color de una flor a la tierra yerma,
de ceder al destino
cualquier intento frustrado
de soltar por el balcón del mundo
tu larga cuerda.
Con esa imposibilidad
de recoger las redes llenas,
de no estrechar las manos que me esperan,
de no cruzar el puente atestado de minas
antes de que mi corazón
vuele con ellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario