mejorlavidasimple

mejorlavidasimple

martes, 10 de junio de 2014

La mujer que no ves

Por una mujer, por tantas. 

No miente, destrozaría tu nombre
si esta paz de su vientre no se negase,
por romper su savia lentamente
y beber las lágrimas
que quería libres de tu marca.
Eres el infierno al que por cielo se llega
la máscara que oculta la vileza
el veneno que emana rencoroso
por las fosas oscuras de la tierra.
Aplastas con tu peso las estrellas,
el mínimo suspiro,
la inocente pregunta
de quien no quiere la guerra.
La boca de ella
tiembla aún cerrada
musita palabras ciegas, que nacen ahogadas,
el perfume negro de su cuello
viene con rancias promesas.
Y el necio destino,
no hunde a la mala gente,
no le condena, le absuelve.
Mientras,
sus manos femeninas pierden fuerza
y su rostro de luto, la calma conquistada,
la virginidad cuidada, la risa franca,
la piel de sus recuerdos
huele a pena profunda y oxidada.
Son jirones de papel, lo que ella arranca,
todo lo que lleve
las letras que te llaman,
el roce de tus dedos,
la muerte que hasta su puerta
arrastras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario