mejorlavidasimple

mejorlavidasimple

lunes, 30 de junio de 2014

Amor reciente

Hace días que encuentro el buzón abierto
la casa iluminada cuando entro,
los libros recogidos, la mesa puesta,
la cama perfecta.
Hace días que llego y la puerta está abierta,
la ropa tendida, el suelo pulido,
los muebles sin huellas,
la blusa en el armario, los cuadros centrados,
las cortinas dejando que la luz, entre serena.
Veo el sofá sin marcas,
los cojines dispuestos a los lados,
el ordenador cerrado,
las notas colocadas de recados.
Ni una miga manchando la madera,
ni una gota caída en la bañera.
Y cruzo el salón hacia el balcón directa,
a respirar imperfección y tristeza,
a ensuciarme los brazos con la baranda de fuera,
a sentir las plantas con sus dedos finos
ablandar mis durezas.
No logro enfocar los perfiles en lápiz
que cambian de acera,
que saludan, que pasan con niños,
que miran sin respuesta unas caderas.
El aire tibio, la luz caliente,
con el ritmo cardiaco del que miente
en hoteles de luto y despachos,
con frases y deshechos que se inventa.
Es la vida cercada que huye a ningún sitio,
da igual que mida el tiempo,
que apile los recuerdos,
camina en línea recta al infinito.
Cuento televisores y fachadas,
destellos discontinuos de pantallas planas,
cuerpos echados que duermen agotados,
y otros que esperan, como yo,
la playa y una lenta madrugada.
Siento el frío lamer mi cuello por la espalda,
el fiasco del deseo, los frágiles verbos,
la indiferencia hija de la abundancia,
y escapo de tu casa inmaculada
hacia mi casa,
por un mar de aguas torpes, de
 calles falsas,
con la esquela de amor

reciente y arrugada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario