mejorlavidasimple

mejorlavidasimple

jueves, 15 de mayo de 2014

Despertares

Abrigué mi corazón,
le aparté del calor de tus manos,
de la lumbre intermitente de tu cuerpo,
del recuerdo acalorado de otros ojos.
Le arranqué de tus brazos,
porque no eras arena blanda,
ni el descanso involuntario en la tarde mojada,
porque un nudo en la garganta
no me dejaba moverme,
ni explicarte.
Me viste recoger rápido
todo lo inmaterial que suelo llevar puesto.
Agradezco la falta de preguntas,
no había fácil respuesta.

No te gustó el pañuelo al cuello,
los viajes de meses, siempre lejos,
mis ganas de estar en la frontera,
de defender la fragilidad,
la no-violencia.
Sacudí mi ropa con un gesto sincero,
para dejarte allí lo que no fuese mío.
Y no encontraste nada que decirme,
mejor así,
las palabras que no aciertan,
acaban en el suelo sin defensas.
Elevamos
los ángulos cerrados de los labios,
despidiendo la noche con dos leves sonrisas,
el resto de nosotros,
se mantuvo discreto.
Desanduve la calle
misma estación,
mismo vagón de metro.
Al salir, recuperé el sol,
el presente imperfecto,
ese murmullo de un fado callejero,
el latido fiel y doloroso del tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario