mejorlavidasimple

mejorlavidasimple

miércoles, 20 de noviembre de 2013

¿Para qué la noche?

¿Para qué la noche?
al menos, estas noches,
de dudas como piedras,
de diluvios eternos que borran
tu nombre en los bocetos.
No todo el aire es frío,
hay aromas que laten en la mesa,
y por tu puerta pasa
ese soplo de astro herido,
de sol que calienta.
¿Para qué la oscuridad
si no me deja verte?
Saber que nos sentamos ayer
congelando memorias,
las horas distraídas
que partieron cansadas;
quemando en el tabaco
mentiras necesarias, usadas.
Los libros nos reclaman
ecos e instantes secos,
esa angustia vencida
que estuvo acorralada;
nunca nadie es eterno.
La noche y sus armarios,
cartones y reproches,
ascensores que esperan,
amores que se vengan,
bancos desubicados
con clavos oxidados.
En noches como ésta,
tus ojos quedan quietos, serenos,
pendientes del reloj y del invierno,
de esa puerta cerrada
sin sonido de llaves que la abra.
Se buscan caracolas sueltas,
me miras,
en la tierra abonada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario