mejorlavidasimple

mejorlavidasimple

jueves, 24 de octubre de 2013

Un lugar en el bar

Lo que soy es un libro
de huellas que sujeta mi frente,
sucia de largas horas de viaje,
del polvo rojo del camino
que dejamos atrás.
Ese reflejo del alma, esa luz verde
de la pupila fina que reinventa,
que tiene confinados
la suerte y lo ausente.
Lo que siento está dicho por ti
y navega en la mesa del bar,
marcada de café y de vino tinto,
de estrellas con esquinas en la calles,
de locos tientos de amor
sin buzón ni sellos,
sin sobre ni besos.
Queda el bar para mirar
el pantalón de oficina a rayas,
el cuero del tacón,
ese ruido seco y triste de cañas,
esas monedas sueltas
en los bolsillos ralos,
como cuevas de mar,
como historias robadas.
Oigo tu voz que nunca oí
desde mi espalda,
y apoyo el mundo entero en el respaldo
cruje la silla, el pecho,
hombro con hombro,
miro la puerta abierta,
el mismo baile
de cuerpos que pasan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario