mejorlavidasimple

mejorlavidasimple

lunes, 9 de septiembre de 2013

Como si allí, fuéramos a estar siempre

Como si fuera a estar aquí siempre,
dejo debilitarse el reflejo del día en la retina,
y a media luz sentada en este cuarto,
bloqueo con los párpados,
las venas abiertas del suelo discontinuo,
las huellas disolubles que dejaste.
Como si fuese a perderte en cualquier momento,
paseo transparente por calles de perfiles ralos,
sin estatuas que guarden
lámparas ardientes en la roca del pecho,
sin golondrinas que encuentren cobijo,
en la noche cerrada de galerías urbanas;
yo, con el alma apretada entre los labios,
sin nada que decirte, ni explicarte.
Susurros, fragmentados de metralla y otras voces
arrancan al silencio un falso reposo,
nadie descansa a estas horas,
tal vez, alguien que espera que el día le abandone.
Como si fueras a estar aquí siempre,
me dejo retener por el vientre de ola
que abraza y que devora,
agua salada que no conoce playas,
que estrella entre las rocas horadadas
la pálida versión de una espuma precaria.
Guardo inconsciente el tiempo de escalera alicatada,
de subidas, de bajadas, de ayeres y futuros;
a golpe de fado, recuerdo la llave que arrojaste
por el pozo, entre butacas,
y hoy la busco,
como si allí, fuéramos a estar siempre.

1 comentario:

  1. Me había acostumbrado a tus poemas en los comentarios de mi blog. Los espero

    ResponderEliminar