mejorlavidasimple

mejorlavidasimple

sábado, 10 de agosto de 2013

Me miras, desde cualquier hombre

Desde cualquier hombre,
me miras,
como cualquier ojo que arrastra
la dicha o la desgracia.
Con cualquier palabra
inquieta, impronunciable y silenciosa,
me llevas al páramo mudo
de promesas dichas a deshora.
Desde cualquier cuerpo,
me llamas,
y yo me doy la vuelta sigilosa,
dejando amor y arena entre la ropa.
Moriré una vez más
en esta acera fría,
en el sublime hueco
que devuelve la historia.
Me invitas,
desde cualquier esquina abandonada,
con un gesto corto, edulcorado,
cuando suenan las llaves,
los cierres de las tiendas,
los cuerpos disipados que regresan.
Desde cualquier ventana,
me interrogas,
colgando en los cristales
gotas de lo finito,
del día que resiste su derrota.
Moriré una vez más
en los cables urbanos,
en el rígido sobre
con remite bancario.
Desde cualquier olvido,
me rozas,
con un hoy imperfecto,
y un olor conocido,
en el asiento contiguo
del metro
.

2 comentarios:

  1. Este me ha gusta mucho. Demasiado parecido a una noche fría y nostálgica en la ciudad, donde hasta los escaparates sin iluminar cuestionan mis pesares.

    Que estés bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que estemos bien. Lo mejor para ti también. Gracias por estar aquí, por tu comentario.

      Eliminar