mejorlavidasimple

mejorlavidasimple

domingo, 18 de agosto de 2013

Ésta, tu vida

Ésta, tu vida,
como una lanza estrecha,
inofensiva pocas veces,
que sacudo y cuido
como si fuese mía.
Maldigo esta herencia
que sin tenerla siento,
cada nota que estrellas, bendigo,
desde el litoral abierto.
Bajo corriendo la escalera,
entro en el callejón,
me pierdo adrede.
Ésta, tu ignota respuesta,
y el beso sin futuro que sueño,
siempre despierta.
No hay crema protectora
en esta tienda,
ni alivio para dudas callejeras,
ni bastón que sujete la espera
que envejece.
Cómo sería verte, me digo,
sentado en el parque que frecuento,
y miro a ratos,
las piernas que desfilan
por el suelo que conoce de destinos todo.
Aquella primera vez, pienso
no tuvo tallos verdes ni amapolas.
Peregrino por esta ciudad,
y en la puerta del teatro
nos cruzamos, ni tú ni yo somos,
el cuerpo que esperamos.
Huele a rocío denso en el barrio con ojeras,
a pólvora reciente en los portales,
a rosas secas de despedida en el puerto,
alguien cocina
ilusiones con arroz a fuego lento.
Y ésta, tu voz,
es una sombra de mujer
que no conozco
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario