mejorlavidasimple

mejorlavidasimple

miércoles, 24 de julio de 2013

Soy la mujer simple

Soy la mujer simple,
que cuelga en el armario viejas odas,
dejando tras de sí la casa llena
de sillones hundidos, de calas desechas,
de horas de lectura entre suicidas,
barcos, astillas o cabales estrellas.
Soy la mujer simple,
que teme tu voz cuando descarga cerca
letras y piedras de amor ajeno
sobre el estanque en calma que atravieso;
soy aquella que regresa al vientre,
a la calle, al café oxidado y seco,
al día lluvioso sin buques en puerto, 

sin ruido de anclas que duerman solas
en el centro intangible del ensueño.
Soy la mujer simple,
que despierta luchando en la batalla,
por el angosto tramo de la llanura negra,
bajo el oscuro cielo del primer universo;
aquella que atardece
y hunde en el desierto manos frías
en busca del calor en otro cuerpo.
Soy la mujer simple,
el eco mudo, la sonrisa en un beso,
el pez dorado en cristal cerrado,
la espuma sucia de tormenta,
el color en el pétalo que tiembla,
la gota en el muro abierto,
la grieta en el tejido tenso,
la pupila que interroga,
la mesa grabada de mar,
el acantilado y la duda colgando del pelo.
Soy mujer en desorden
que la vida trae
anónima y caduca.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario