mejorlavidasimple

mejorlavidasimple

domingo, 7 de julio de 2013

Queda la piel del parque

Queda
un huerto seco, cobrizo,
mares sin sal por cuencas de agua dulce,
ventanas atascadas, que no abren.
Sueños de plomo sobre otros sueños,
más frágiles, más terribles y tiernos.
Este sudor de julio que resbala,
de línea a línea, sobre página vencida.
Los días caen de ramas desgastadas
en un asfalto sucio y generoso,
lleno de planes rotos, de realidades,
de cuentos inventados, de locos,
de cálidas verdades atrofiadas.
Busco una miga de paz en casi todo,
un grano de arena santa,
una pizca de cielo ebrio, turbio,
hogar de vagabundos,
de hundidos transeúntes,
casa de espíritus blandos y solos.
Queda
mi cuerpo atravesando el banco,
curvando un horizonte falto de luces,
descosiendo la historia, urdiendo sus finales.
¿Y si no voy nunca? ¿y si no vienes?
Cubre la sombra fértil,
madera apolillada y tiempo viejo,
los tintes de calima entre los dedos,
mi frente me reclama tu recuerdo.
Siguen llegando cartas al buzón de metal,
al portal en penumbra, vacío y fresco,
pero el eco que irrumpe, se silencia.
Me sacudo el calor, la tierra, la piel del parque,
te abrazo y te retengo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario