mejorlavidasimple

mejorlavidasimple

jueves, 23 de mayo de 2013

Hoy no. Lo siento.

Hoy no. Hoy estoy,
en esta sala de espera
que conoce intimidades y derrotas,
en esta estación de trenes arrasada
por el vuelo rasante de gaviotas.
En los túneles sin aire,
hay miles de esperanzas abrazadas,
maldiciendo un mundo
que les cubre de carencias,
de ansiedades, que les ignora;
que les hace creer que entre las zarzas
habrán de amanecer claros y rosas.
Hoy no. Hoy desciendo
por las columnas uniformadas
de este periódico en verso,
y acabo imaginando otras historias,
las reales, las que a diario
acontecen en el pozo sagrado
del que sufre,
del que en este momento, llora.
Hoy no. Hoy siguen cayendo
gotas ardiendo sobre mesas vacías,
sobre manos vírgenes que mascan
una vejez que florece a destiempo.
Siguen viniendo olas y cenizas,
apagando los sueños,
para que no crezcan,
para que no se pierdan las almas
en su camino hacia el cielo.
Siguen los monstruos de la razón,
del dinero  y todos sus dueños.
Hoy no estaré. Lo siento.

2 comentarios:

  1. Me encantan tus versos. Quiero seguir leyendolos. Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Rodolfo. Lo mismo hacia tus versos y es bello sentirte en este espacio, tan cerca.

    ResponderEliminar