mejorlavidasimple

mejorlavidasimple

sábado, 25 de febrero de 2012

La primavera que pronuncias

Y si fuésemos capaces de crear
un mundo sin enemigos.
Y aprendiésemos a andar sobre las cuerdas
de universos que pintan otros desórdenes.
Y si no sólo pensáramos en que otros nos eduquen y empleen,
sino en educarnos y emplearnos por cuenta propia.
Nos lo debemos a nosotros mismos,
a este derecho y necesidad nuestra de ser felices,
no sólo un cuerpo libre concreto y visible,
sino un alma libre indefinida y etérea.
Y si confiásemos en nosotros,
tanto como en las estadísticas y
el dinero que algún día poseeremos, o no.
Tal vez cambiásemos algo, o tal vez.
Quizá construiríamos otro mar, tan azul como éste;
y otra tierra, tan madre como la que conocemos.
Y si, mientras leo el libro
que habla de voces despiertas en las calles,
la primavera que pronuncias
me esperase sin reloj,
yo me derrumbaría con gozo sobre mi vida pasada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario