mejorlavidasimple

mejorlavidasimple

jueves, 9 de febrero de 2012

Cena temprana

Atraviesa un túnel estrecho de ideas,
para llegar sin cita previa a una salida incierta.
Le alcanzan los destellos de tristezas y felicidades ajenas,
que aliñan una cena temprana.
Respira y se detiene.
Se sienta con el cartel de silencio visible en sus pupilas,
y por eso, la conversación se entabla sin mediar palabra.
Juega con el reflejo de su mano sobre el cristal de la mesa,
Y por un momento,
piensa que la vida es más fácil para sus piernas,
instaladas a una distancia prudente del corazón.
Se empeña en salvar del altar,
el absurdo que cuelga del techo,
sus lágrimas durante la película;
las melodías nómadas de este invierno,
o esa presencia básica de lo ínfimo.
‘¿Has terminado?’ Reconoce la voz y la pregunta.
‘En realidad, no he empezado. Te estaba esperando’.

No hay comentarios:

Publicar un comentario